Ácido hialurónico, todo lo que deberías saber (y no sabes)


El Dr. Lajo Plaza analiza los principales mitos en torno al ácido hialurónico con motivo del estudio “Desterrando Mitos” realizado por Allergan con la colaboración de la Sociedad Española de Medicina estética (SEME)

Solo un 13% de las españolas sabe en qué consisten los rellenos con ácido hialurónico y hasta el 40% afirma no conocer las diferencias entre los rellenos de ácido hialurónico y la toxina botulínica tipo A. Éstas son sólo algunas de las conclusiones que se desprenden del estudio realizado por Allergan en colaboración de la Sociedad Española de Medicina estética (SEME) “Desterrando mitos”. El Dr. Lajo Plaza, del Centro Médico Lajo Plaza (Moreto 10, Madrid) desvela todos los secretos de uno de los rellenos dérmicos más versátiles, perfecto para lograr unos resultados totalmente naturales.



Qué es realmente y para qué se utiliza

El ácido hialurónico es un polisacarido, en concreto un proteoglicano, que se encuentra de manera natural en la piel, formando parte de la sustancia fundamental de la matriz extracelular, a nivel de las articulaciones y estructuras cartilaginosas. Sus aplicaciones en estética son múltiples, no sólo se utiliza para eliminar arrugas, sino para reponer volúmenes perdidos, para reestructurar contornos faciales y para mejorar la calidad de la piel, por sus características hidrofílicas es un magnifico aliado en la revitalización facial por si sólo, o asociado a otros nutrientes. En las capas profundas de la piel el ácido hialurónico no sólo suaviza las arrugas, sino que aporta luminosidad recuperando la elasticidad perdida con el paso del tiempo. Y todo ello de manera natural, casi indolora y permitiendo reincorporarse a la vida normal de manera inmediata. Por otro lado, resulta un aliado muy completo porque su integración en los tejidos es perfecta, superior a otros rellenos dérmicos por su  capacidad de mejorar la calidad de la piel. Además, las nuevas técnicas de aplicación y un mejor conocimiento del proceso de envejecimiento del tejido, nos permiten abordar las necesidades de manera más efectiva y con resultados más naturales.




Aplicación sencilla

Su aplicación no requiere cirugía, el procedimiento es muy sencillo y se realiza en la consulta. Además permite incorporarse a la vida normal de inmediato. Además, existen tratamientos que anulan el efecto y por consiguiente es el especialista quien debe valorar y realizar un correcto uso. Sus resultados pueden durar hasta 18 meses dependiendo del tipo de piel y de los hábitos de vida.

Comments

comments

Jorge Morán

Press Manager

Es el especialista e impulsor español del Marketing de Belleza y Lujo a través de la consultoría estratégica en España y América y es además, Editor in Chief de este beauty magazine.

No Comments Yet

Comments are closed