¡Cuidado! Puede que el estrés te esté afectando los dientes y no lo sepas

El bruxismo afecta tanto a niños como adultos y a ambos sexos por igual, y está estudiado que quién padece de bruxismo diurno suele ser más apretador que rechinador, mientras que quién padece bruxismo nocturno, lo hace de ambas formas

El Bruxismo es una disfunción de la ATM (Articulación Temporo Mandibular) que consiste en el hábito involuntario de apretar los dientes sin propósitos funcionales, lo que conlleva un desgaste acelerado y prematuro de los mismos. En esta disfunción, encontramos dos tipos: El bruxismo céntrico (apretar) o bruxismo excéntrico (rechinar).

¿Porqué se produce?

Hay factores que pueden desencadenar la predisposición del paciente a sufrir bruxismo, y entre los que son más comunes, se habla de estrés, depresión o ansiedad. Esta alteración del estado de ánimo, lleva al paciente a realizar movimientos involuntarios de oclusión entre los maxilares inferior y superior. Al principio, el paciente “juega” con el contacto dentario sin aplicar fuerza, sin embargo, la tension emocional termina produciendo mayor presión, sobrepasando el umbral de los receptores periodontales, dando como resultado que el paciente no sea consciente de que sus músculos no se relajan.

Se identifica con relativa facilidad puesto que se observa un desgaste exagerado de los dientes

Al ser un acto involuntario e inconsciente por parte del paciente, habitualmente, el primero en detectar este problema es el dentista en visita rutinaria.

Como consecuencia de todo esto, podemos encontrar:

  • Desgaste de los bordes de los incisivos y las cúspides molares.
  • Desgastes en forma de cuña en el cuello de los dientes con el margen de la encía (abfracciones).
  • Fracturas dentales.
  • Dolor de dientes por el desgaste (durante el cepillado o por estímulos térmicos frío/calor).
  • Fatiga y dolor muscular en cara y cuello.
  • Dolor y ruidos en la articulación temporo mandibular (ATM), que es la que permite abrir y cerrar la boca, hablar, tragar y comer.
  • El bruxismo a largo plazo ejerce un fuerte traumatismo sobre el disco articular, que, en casos severos, se puede traducir en dolor profundo craneal y cervical.



EL SECRETO 

Cuando de problemas dentales se trata saben que siempre acudo a mi centro favorito, la Clínica Smiling (Hortaleza/70). Ellos nos aconsejan tratar este problema en cuanto se detecte, ya que su tratamiento es sencillo y muy beneficioso, pudiendo evitar desarrollar problemas mayores en el futuro.

Lo más habitual es realizar una férula de descarga personalizada y a medida del paciente. Estas férulas realizadas en resina, actúan como protectores para impedir que los dientes se sigan desgastando, además de favorecer que se relaje la musculatura y se desprograme esta disfunción en la ATM. Además, nos aconsejan aplicar calor seco, para relajar la musculatura y aliviar el dolor.

En casos concretos de bruxismo muy severo o con detección tardía, en Clínica Smiling, recomiendan acompañar este tratamiento de:

  • Sesiones de fisioterapia realizadas por fisioterapeutas cualificados en el tratamiento específico de la ATM.
  • Acupuntura.
  • En fases más agudas, tratamiento farmacológico.

Comments

comments

Andrés Venegas

Press Manager

Es nuestro redactor jefe en Latinoamérica, missólogo y especialista en belleza. Colabora periódicamente con TBM para ofrecernos los contenidos más actualizados e importantes de América.

No Comments Yet

Comments are closed