El backstage mas horrible del Victoria´s Secret Fashion Show

Toda esta pantomima para vender bragas a dos dólares

Por suerte, no todo lo que reluce es oro. Al menos esto tenemos que pensar cada vez que vemos por televisión (porque son pocos los que pueden asistir en persona al evento) el Victoria´s Secret Fashion Show. Bellezas con tacones infinitos y encajes imposibles que desfilan al compás de la canción de moda para dar a conocer cómo visten “los ángeles” en la intimidad. Desde luego, se tratan de propuestas que en muchos casos no están pensadas para que un hombre pueda desvestir con sensualidad a su novia. Así que conjuntos bonitos sí, ¡a miles! Pero prácticos… cero. ¿Qué mujer en sus cabales se arriesgaría a que sea él quien trate de desabrochar el sujetador? Con lo que te costó a ti comprarlo… ¡Total! Que va uno tan ilusionado a un store de VS en busca de la lencería perfecta y al final lo único que hace es pegarse, casi literalmente, por comprar ese pack de tres bragas brasileñas a 2$.

Y son ellas las que acaban cascándolo todo

Te pones a pensar y acabas con una conclusión clara: ¡es todo un montaje! Una mentira que nos venden para que nos parezcan personas mas deseables, inalcanzables en definitiva, para despertar nuestra atracción hacia ellas. Por este motivo investigando en la red me topé con varias declaraciones vertidas por fotografos, organizadores e incluso las mismas modelos donde exponen sus verdades sobre el fashion show.




Pelo, piel, pestañas y workout falsos

¡Sí! Todas excepto Maria Borges (obvio) llevan extensiones. Volúmenes despampanantes para las mejores melenas y pestañas infinitas para que sus miradas provoquen poco menos que infartos. Sus bronceados son a golpe de pistola y por eso sus pieles poseen ese color tan dorado y luminoso, como si siempre fuera verano. Días antes de salir a pasarela, los ángeles entrenan duro, muy duro, durísimo para tonificar los principales músculos de las piernas, glúteos y abdomen.

La dieta de las proteinas

Tienen que estar tan secas como el desierto del Sahara. Por eso evitan líquidos y principalmente comidas copiosas. De hecho, existe una disciplina muy estricta de tomar una y otra vez batidos de proteínas. Además, se les pone una especie de “coach” que les explicará y enseñará cómo, qué y cuándo comer así como las calorías que deben ingerir en función de cada una de ellas.




Barra libre antes del desfile

¿Nunca os habéis preguntado por qué todas son tan simpáticas? Seamos realistas: ninguna va así por la calle, regalando sonrisas y guiños de pestaña. Lo llaman la actitud #flirty y consiste en potenciar el poder de seducción de cada una a base de unas cuantas copitas previas al evento. De esta manera consiguen salir a pasarela con mas gracia (eso nos lo creemos), desinhibidas y con ganas de comerse el mundo y a ti…

Comments

comments

Jorge Morán

Press Manager

Es el especialista e impulsor español del Marketing de Belleza y Lujo a través de la consultoría estratégica en España y América y es además, Editor in Chief de este beauty magazine.

No Comments Yet

Comments are closed