¿Quieres verte radiante? Pues “cocina” tu maquillaje


Llegan cosas nuevas

Los términos “contouring” o “strobing” no son nada nuevo para ti, lo sabemos. También sabemos que no siempre te funcionan o te quedan como en los tutoriales a pesar de que te los has visto todos, y que no consigues cubrir bien la ojera o marcar correctamente los pómulos. Pues bien, para solucionar ese problemilla quédate con estas palabras “baking your make-up”, que viene a significar “cocina tu maquillaje”, no obstante no encendáis aún el horno que no van por ahí los tiros.

All you need is…time

Para los profesionales del sector no es nada nuevo, y son muchos los maquilladores que lo utilizan, pero para las chicas de a pie sí que lo es, y funciona, eso sí necesitareis algo de tiempo extra para conseguir un resultado de cine, y es que esta técnica consiste en dejar los polvos translucidos en tu cara durante unos 5 o 10 minutos, para que el propio calor que tu emites consiga asentar la base y el corrector de forma que el resultado parezca hecho con photoshop. Estos son los pasos a seguir:




1. Hidrata la zona periorbicular

Después de aplicar la base de maquillaje utiliza una buena “eye- cream” y aplícala en la zona de los ojos dando pequeños toquecitos, para después extenderla por todo el área de forma que se minimicen las líneas y pliegues. Déjala actuar unos cinco minutos.

2. Aplica un corrector espeso debajo del ojo.

Recomendamos que sea en crema. Extiéndelo desde las mejillas hacia arriba llegando a las sienes. Después utiliza una esponja  húmeda para perfeccionar el resultado.

 

3. Aplica una segunda capa de corrector.

Si piensas que es demasiado para ti no lo hagas, puedes saltarte este paso y aún así obtener grandes resultados, no obstante hacerlo consigue que éstos sean más duraderos. Después de aplicar la segunda capa vuelve a utilizar tu “beauty-blender” húmeda para extenderlo bien y cubrir todos los pliegues perfectamente.




4. Polvos translucidos.

Utiliza una brocha para aplicar suavemente los polvos translucidos por la zona y fijar correctamente el maquillaje.

5. “Bake your make up”

Es hora de cocinar. Utiliza una esponja de cuña y humedécela con un spray de fijación, luego sumérgela en los mismos polvos translucidos que has utilizado antes (se generosa) y aplícalos sobre las zonas en las que aplicamos el corrector. Deja a los polvos actuar durante unos 10 minutos.

6. Retira el exceso de polvos.

Usa la misma brocha con la que los extendiste en el paso 4 con un poco de polvos compactos, y suavemente mientras extiendes éstos últimos vas retirando el sobrante de los otros, de esta forma mientras los quitas vas añadiendo cobertura para el acabado perfecto de las zonas más complicadas.

Comments

comments

Dita Lozano

Beauty Editor

Cuando Dita creció, lo hizo entre belleza y alta costura, literalmente. Después voló a Londres donde se desarrolló como profesional de la asesoría y beauty coach coordinando uno de los principales departamentos de una importante casa cosmética inglesa. Asesora por amor, es capaz de recomendarte productos de belleza que ni si quiera te imaginarías que existen.

No Comments Yet

Comments are closed