¡Quiero que vuelva la manicurista a mi casa!

¿Os acordáis de pequeñas cuando la manicurista iba por las casas? 

Muchas anhelaréis esto y en nuestra redacción ya lo hemos comentado muchas veces. ¡Qué recuerdos tan bonitos cuando llegaba la manicurista a casa para hacerle las manos y pies a mamá! Era una más de la familia. Un servicio exclusivo cuyo valor añadido recaía en la especial relación que unían a la profesional y a tu madre, esa confianza única entre ellas. Preparaban un café, acomodaban las butacas y se tiraban ratos hablando de mil asuntos y chismes. Creemos que esa era la magia de la situación, ese protocolo tan casero y familiar una vez por semana.

 



ESPAÑA

En España este servicio ha caído en desuso. Incluso nuestras madres ya acuden a centros en lugar de ser las profesionales quienes vienen a casa. ¡Es una pena! Se ha perdido mucho y esto afecta principalmente a la fidelización. Antes, fidelizar con un cliente en su casa era muy sencillo. Primero porque entrabas en su hogar y esto  ya es percibido como un signo de confianza, después porque estabais a solas y era una situación y momento intimo para vosotras. Esto ya no existe como tal. Ahora acudes a un centro donde hay clientes y trabajadores que no conoces por lo que ese halo de confianza y magia se desvanece. Profesionales que estéis leyendo esto, reflexionar sobre esta cuestión. ¿No era más fácil acaso antes penetrar en un cliente? ¿llegarle al corazón? La respuesta es sí. ¿Por qué es tan difícil fidelizar un cliente en esta sociedad de consumo tan acelerada?

la sorpresa

El caso es que navegando en internet para obtener datos y referencias sobre las diferencias entre España y Latinoamérica respecto de esta práctica de manicura, encontramos una web que ha style-prive-3-640x427dejado sorprendida a toda la redacción: StylePrivé. Se trata de una empresa que precisamente trata de recuperar ese savoir-faire de lo clásico, lo hogareño y lo familiar. Proponen servicios de manicura (30€), pedicura (28€), peluquería (40€) y otros cuidados a domicilio en un ambiente íntimo y privado que es precisamente lo que echábamos de menos. Lo mejor de todo es que no se te va muy lejos de presupuesto porque sale prácticamente igual que acudir a un centro. Por tanto entre lo que te ahorras en desplazamiento, aparcar y demás podríamos decir que te compensa. Un aplauso por todos aquellas firmas que tratan de recuperar lo que ya se había perdido. (Más info www.styleprive.com)

 


Comments

comments

Jorge Morán

Press Manager

Es el especialista e impulsor español del Marketing de Belleza y Lujo a través de la consultoría estratégica en España y América y es además, Editor in Chief de este beauty magazine.

No Comments Yet

Comments are closed