Vamos a decirle adiós a un complejo


El complejo de orejas de soplillo es de esos complejos que afectan más a los hombres que a las mujeres

No se trata de un defecto físico, aunque muchas personas puedan considerarlo como tal. Con las orejas grandes ocurre como con la nariz grande, que es un rasgo muy difícil de disimular, y en nuestro caso lo tenemos difícil, para nosotros es complicado ocultar nuestras orejas por que la mayoría no tenemos el cabello largo. Pero estamos en una era donde soluciones estéticas sobran y hoy les contare una para este caso. 


La nueva técnica EarFold, mínimamente invasiva, indolora, de resultado inmediato y sin vendaje, revoluciona las cirugías de las orejas

El equipo de cirugía plástica y reparadora del Hospital de La Zarzuela (Pléyades 25, Madrid) liderado por el doctor Ángel Juárez, solucionará un problema tan común como las orejas prominentes o las conocidas como “de soplillo”,  con una intervención mínimamente invasiva, realizada con anestesia local, que no requiere ningún vendaje y en la que el paciente observa los resultados de manera inmediata y con menos efectos secundarios que las otoplastias convencionales.

La nueva técnica está indicada  en algunos casos de orejas en soplillo, en los que, sobre todo, existe un despegamiento de la parte superior del pabellón auricular. Y será siempre el especialista quien tome la decisión de si es o no posible su aplicación a cada paciente, pues no es posible generalizar su idoneidad y debe ser realizada por cirujanos plásticos cualificados, formados en esta técnica.

El EarFold ha sido desarrollado por el cirujano plástico del hospital de Londres Royal Free, Norbert Kang. El método consiste en colocar implantes bajo la piel (parecidos a pequeñas grapas) a través de una pequeña incisión. El implante aprieta el cartílago de la oreja moldeándolo hasta adoptar la forma decidida, reduciendo la prominencia de los pabellones auriculares. La incisión se cierra con una o dos suturas absorbibles.



La cirugía, mínimamente invasiva, se realiza tras adormecer la oreja con anestesia local y no dura más de quince minutos

Los implantes están realizados con una aleación metálica de nitinol (titanio y níquel) y bañados en oro de 24 quilates para reducir su visibilidad debajo de la piel. Se trata del mismo material que el de los stents, dispositivos con forma de muelle utilizados para tratar la arteria coronaria. Son totalmente biocompatibles y ha sido objeto de extensas pruebas de laboratorio y testado con pacientes reales durante varios años.

Como ventaja añadida, el EarFold permite saber en unos minutos y de forma indolora cómo quedará el tratamiento, gracias a un simulador conocido como preFold. Son idénticos a los implantes, pero sin las púas triangulares que los fijan al cartílago.

Comments

comments

Andrés Venegas

Press Manager

Es nuestro redactor jefe en Latinoamérica, missólogo y especialista en belleza. Colabora periódicamente con TBM para ofrecernos los contenidos más actualizados e importantes de América.

No Comments Yet

Comments are closed