Y dormirá como un bebe…

El masaje, tú y tu bebé

El masaje es una manera de establecer un vínculo especial con tu bebé y de transmitirle seguridad. Pero va mucho más allá, con él lo ayudas a regular su sistema digestivo, estimulas su sistema nerviosos y refuerzas el inmunológico. Dibujando paso a paso su cuerpo, contribuyes también a que pueda “sentirse” e integrar así su esquema corporal. El suave y relajante masaje “Dulces Sueños” con el aceite Love Eternal de Little Butterfly (26€) se realiza con movimientos neuro-sedantes que además contribuyen a relajar sus inexpertos musculitos. – Empieza colocando a tu bebé boca arriba en un lugar cómodo, estable y con la temperatura adecuada, con o sin pañal, tapándolo con una mantita o toalla. Calienta muy bien entre las manos Love Eternal para liberar todo su poder y deja reposar las palmas de las manos sobre su barriguita y así establecer una conexión cálida inigualable –este paso tendrás que repetirlo en cada zona de su cuerpo-. Cubre para que no le dé frío y empieza.



Es el momento de pasar a las piernas

• Reposa las palmas de las manos en las plantas de sus pies unos segundos y después desliza ambas manos por las piernas hacia arriba.

• Masajea cada pierna, primero una y luego otra, para relajar sus músculos.

• Dibuja con tus pulgares círculos en la planta de cada uno de los pies.

• Mueve suavemente sus piececitos de un lado a otro junto con los deditos.

• Por último desliza las manos desde los pies, pasando por las piernas y la tripa hasta hombros.

Después pasa a la barriguita

Desliza las palmas de las manos de manera alterna hacia abajo para calmar y movilizar la barriguita que se congestiona muy fácilmente. 



En los hombros

Masajea con las yemas de los dedos deslizando suavemente hasta llegar a las manos. Después céntrate en los brazos masajeándolos suavemente, primero uno y luego otro.  

A continuación

Coloca a tu pequeño boca abajo para centrar todos tus cuidados en la espalda. Vuelve a calentar muy bien Love Eternal entre las manos y deja reposar las palmas sobre su espalda, ¡sentirá un calorcito increíblemente reconfortante!

• Desliza los pulgares por nalgas, firme pero sin presión, y sube por espalda.

• Realiza pases neuro-sedantes por toda su espalda desde la cabeza hacia el culito deslizando suavemente las manos.



Viste a tu bebé para que esté listo para dormir antes de continuar con el masaje facial y craneal

• Deja las palmas de tus manos reposar en su carita unos segundos, casi rozándolo, y deslízalas por el cráneo. ¡Es tremendamente relajante!

• Desliza suavemente las yemas de los pulgares desde el centro de la frente hacia laterales.

• Repite el mismo movimiento pero esta vez desde el centro de la mejillas hacia los laterales. • Y vuelve a repetir desde la barbilla hacia los laterales.

• Masajea ambas orejitas.

• Para finalizar, suavemente desliza las yemas de los dedos por el cráneo.

Comments

comments

Jorge Morán

Press Manager

Es el especialista e impulsor español del Marketing de Belleza y Lujo a través de la consultoría estratégica en España y América y es además, Editor in Chief de este beauty magazine.

No Comments Yet

Comments are closed